Con una impresora 3D podrían hacer nuevas partes del cuerpo para trasplante

3D Render of 3 Dimensional Printer on a dramatic background

Con una simple impresora 3D y un gel especial, han encontrado la manera de crear células de la piel, los oídos y el hígado.

Se pueden salvar vidas con la impresión en 3D

Los modelos de impresión continúan ayudando a las cirugías, mientras que los investigadores piensan que están más cerca que nunca de imprimir un órgano.

Nunca hay un momento aburrido en la impresión en 3D. Desde imprimir órganos hasta ayudar a preparar a los médicos para las cirugías, la impresión en 3D puede permitir un salto adelante en la esperanza de vida de los seres humanos.

Con un proceso de chorro múltiple, los usuarios pueden controlar el durómetro y el color del material para imprimir secciones del cuerpo con áreas blandas, duras o de color más precisas.

Los cardiólogos están utilizando la impresión en 3D para salvar pequeñas vidas

La mayoría de los médicos pueden hacerse una idea de a qué se enfrentan basándose en experiencia o en métodos populares como la tomografía computarizada y la resonancia magnética. El verdadero desafío comienza cuando la parte es pequeña, la enfermedad es rara o el caso es atípico.

Los procesos de extrusión de plástico son normalmente buenos para imprimir partes y órganos para mostrar las anomalías de los médicos de cerca y hacer un modelo tangible para el médico.

La impresión en 3D hace que la cirugía sea más segura, fácil y más corta

Los modelos médicos impresos en 3D ayudan a aumentar la confianza del cirujano en los procedimientos de planificación y ayudan en la formación de los estudiantes de medicina. Estas reproducciones tangibles de la anatomía específica de un paciente resultan en una planificación más precisa y práctica, y permiten procedimientos más seguros para pacientes con la posibilidad de incisiones más pequeñas, menos radicación y menos anestesia.

La implementación de operaciones de impresión 3D como un servicio interno en un hospital también puede permitir una mayor automatización, tiempos de respuesta más rápidos y más oportunidades para la colaboración y el trabajo iterativo en casos complejos.

La impresión en 3D puede generar implantes. Esto significa que el implante se genera a partir de la tomografía computarizada o la resonancia magnética del paciente, que le proporcionará un ajuste personalizado. Esto elimina horas de personalización hecha a mano con procesos tradicionales que no proporcionarían un ajuste, así como el implante impreso en 3D.

Tipos de modelos y el futuro de la impresión en 3D

Una de las impresoras 3d más conocidas en el sector profesional es Tresdpro R1, es una impresora FDM. Su web es http://tresdpro.com donde podrá ver todo lo relacionado a esta impresora avanzada en la nueva tecnología.

Los enfoques actuales bioimpresión en 3D han demostrado que los tejidos impresos en 3D pueden utilizarse como modelos de enfermedad para la detección predictiva de fármacos. La tecnología de bioimpresión 3D tiene un futuro brillante por delante.

Aunque la bioimpresión en 3D está acelerando las pruebas de detección de medicamentos para que pasen por la FDA, puede ser más difícil que otras tecnologías aprueben las regulaciones.

Han desarrollado una forma de imprimir en 3D los capilares, los vasos sanguíneos más pequeños. Son capaces de crear estructuras muy viables.