Simba está de Regreso en el Gran Telón

Estamos en tiempos de renovaciones y evolución a lo grande, es por eso que la gran pantalla no ha quedado atrás y estos últimos años ha traído a nuestras manos títulos capaces de despertar nostalgia y lo mejor del pasado con una vista más hermosa.

El tema de los remakes fuera del reciclaje es visto como una manera de mantener público, atraer posibles clientes futuros nuevos y principalmente traer lucro en base a lo que alguna vez fue un éxito mundial de títulos mayormente apto para un conjunto de espectadores amplio.

Títulos recientes han tomado la taquilla como nunca antes, todos hablan de las mismas películas demostrando así que ha sido todo un éxito el rememorar a lo grande dichos títulos, trayéndolos a la nueva generación y dándoles ese toque actual de realismo que todos amamos.

Entre todo esto existe ese choque constante de estrenos donde por un lado tenemos nuevas ofertas y repertorio nunca antes visto, y por otro tenemos a la vieja escuela con vestimenta rediseñada para impresionar al nuevo mundo con un look de primera.

Disney, el rey de los remakes

Después de todo hay alguien que destaca entre todo esto y ese es Disney, que nos ha sorprendido con su ultimo remake “El Rey León”, título que nos ha emocionado a todos al igual que aquellos tiempos y título que ha logrado atraer a muchos niños que no conocían la existencia de esta obra.

La capacidad de Disney en el ámbito cinematográfico es muy grande, es decir, su poder para hacer sentir y transmitir a público de todas las edades es muy amplio, todo como para hacer reír a un niño y ser capaz de explotar un sentimiento de tristeza en un adulto.

El remake agrega un plus de realismo, de recuerdo y cercanía, adaptando todo a lo que es la era moderna siguiendo el mismo guion con mejorías técnicas, Simba ahora parece un león real y el ambiente un documental de National Geografic, que para el espectador es complicado saber si lo que ve es digital.

Tan solo hay que sentarse y disfrutar, y luego quedarse sentado y esperar porque los títulos futuros prometen la misma esencia, el ansia se nota desde los más chicos hasta el público adulto, es momento de renovaciones y eso aplica hasta para las viejas cosas.

Nada mejor como una nueva versión de las cosas, una nueva versión que impresiona.